lunes, 6 de octubre de 2014

Cynthia Leilani Hernández Hernández
    
     El día miércoles 10 de Septiembre, los alumnos de primer semestre de la Prepa Ibero tuvimos la oportunidad de asistir a un recorrido por la Ciudad de Puebla, visitando puntos importantes del centro de ésta y aprendiendo un poco más sobre la historia de nuestro bello hogar.
     El viaje comenzó al partir en Turibus de la Prepa a las 8 de la mañana, todos muy emocionados por lo que nos esperaba. Una vez que llegamos al zócalo nos dieron un tiempo para disfrutar la exquisita variedad de comida que nos ofrecen Los Portales, con la condición de encontrarnos todos 9:45 en la fuente de la explanada.
     Llegada la hora, nos dividieron por grupos y los profesores se encargaron de guiarnos; primero caminamos al Edificio Carolino, reconocido en la Ciudad por su gran trayectoria e importancia cultural e histórica, explicándonos también la influencia que tuvieron los Jesuitas tanto en el Edificio como en el Templo de la Compañía, ubicada a un lado.
     Después de entrar y contemplar el esplendor del Carolino y la hermosura de la Compañía, nos dirigimos por el Mercado de la Victoria hacia el Templo de Santo Domingo, sobre el que nos explicaron su construcción y su increíble diseño románico combinado con el toscano. Una vez adentro, nos dijeron las simbologías que se encontraban en cada uno de sus detalles, como los retablos escultóricos y pictóricos, que contienen figuras como Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Asís, representando las órdenes mendicantes, así como las columnas barrocas salomónicas. Posteriormente, admiramos la beldad de la Capilla del Rosario, famosa en Puebla por estar recubierta de láminas de oro y su inmensa belleza arquitectónica, de la cual también pudimos apreciar el significado de sus detalles.
     Luego de este precioso regalo, regresamos al zócalo, pero esta vez para conocer cuan sublime es la Catedral de Puebla, llena de historia hasta lo más recóndito de su construcción, desde las torres con 'campanas subidas por ángeles', hasta los órganos traídos de Francia, la sillería del obispo con una Virgen de marfil y el Altar de los Reyes con estilo neoclásico.
     Para finalizar el día subimos nuevamente al Turibus, el cual nos llevó a visitar el Fuerte de Loreto, donde llevamos a cabo el recorrido del museo e hicimos una recopilación de lo ocurrido en la Batalla del 5 de mayo, para después regresar a la Preparatoria.
     La Ciudad de Puebla es muy rica en cultura, y puedo asegurar que tiene tantos sitios importantes que sería imposible visitar en un solo día. En lo personal, creo que Puebla es de las ciudades más hermosas que puedan existir, y estoy muy gustosa de vivir en ella, pues así puedo conocerla un poco más día a día.